El camino para alcanzar un sueño

Por General Juan Pablo Díaz Albornoz
Director de Educación, Doctrina e Historia

La formación inicial es la primera etapa académica que enfrenta un miembro de la Institución. En ella, Aspirantes a Oficial y Carabineros Alumnos se habilitan para ejecutar profesional y eficientemente los roles institucionales y de esa manera satisfacer las demandas de la comunidad. Este año 264 jóvenes provenientes de distintas regiones del país ingresaron a la Escuela de Carabineros, dentro de este grupo encontramos 8 becarios provenientes de Bolivia, El Salvador, Guatemala, Honduras y República Dominicana. A ellos se suman 812 jóvenes que conforman la promoción 2024-2025 de la Escuela de Formación de Carabineros, distribuidos en Santiago, Los Andes y Puerto Montt, donde recibirán un sólido aprendizaje, que se complementará con una vasta formación metodológica y valórica.

Abrir nuestras aulas a un grupo tan importante de nuevos estudiantes fue posible gracias a un acucioso proceso de modernización y adaptación de los requisitos de ingreso que significó alejar algunos estereotipos, para identificar las características que se esperan del Carabinero del Centenario, es decir un profesional eficaz y trasparente. Es necesario recordar que el fortalecimiento de la educación es uno de los ejes del Plan Estratégico de Desarrollo Policial 2022-2028 y en este contexto se están desarrollando inversiones en infraestructura, como también otras orientadas a una mejora continua en todas las etapas académicas de esta profesión.

Al proceso inicial le sigue una serie de instancias que incluyen perfeccionamiento, para ascender a un grado superior; especialización y capacitación. La primera se imparte en la Academia de Ciencias Policiales, donde 87 Oficiales de Orden y Seguridad, 7 de estos becarios y 10 Oficiales de Intendencia iniciaron este proceso, en tanto, la Escuela de Suboficiales, recibió a 1.007 Sargentos y Cabos distribuidos en sus sedes de Santiago, Concepción y Antofagasta. Paralelamente, 264 alumnos se integraron a la Escuela de Especialidades donde cursarán la que seleccionaron de acuerdo a sus intereses personales y otro grupo importante se capacitará en el Centro Nacional de Perfeccionamiento y Capacitación. Lo anterior evidencia que, para la Institución actualizar y profundizar los contenidos que se imparten en las aulas es un objetivo fundamental, ya que el conocimiento actualizado forma parte de las competencias que todo Carabinero debe poseer, para tomar decisiones adecuadas durante su desempeño profesional.

Se trata de un significativo número de hombres y mujeres motivados por un sueño: servir a la comunidad. Por lo mismo, el proceso considera diversos parámetros para establecer una adecuada perspectiva ética que les permita aplicar este discernimiento, dentro de una sociedad que visibiliza al Carabinero como un actor relevante en el desarrollo de la nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *