Una gran idea para sobrellevar el duelo

Por General Juan Pablo Díaz Albornoz
Director de Educación, Doctrina e Historia

El 27 de abril pasado, mientras nos preparábamos para conmemorar nuestro nonagésimo séptimo aniversario, fuimos testigos del acto más cruel y violento que ha enfrentado la Institución a lo largo de su historia, causando impacto en la opinión pública nacional e internacional y un profundo pesar en todos nosotros.

Frente a este escenario la pregunta es cómo afrontamos el duelo asociado a un suceso límite traumático, con nuestros alumnos de formación inicial y en servicio, cuyas edades, estado civil, años de servicio y objetivos profesionales son disímiles.

Al revisar la literatura que aborda esta temática sobresale la visión del historiador norteamericano Dominick LaCapra. Él, en su texto Escribir la historia, escribir el trauma, señala que “el duelo permite afrontar el trauma y reinventar la vida o recaracterizar y así empezar de nuevo” (86).

Un factor indispensable para que este procedimiento tenga éxito es que el afectado sea específico y nombre aquello que le generó el trauma. Es corriente escuchar en la cultura popular los beneficios que tiene “echar afuera”, para el sufriente. El pronóstico indica que la persona se sentirá más aliviada después de este proceso, que LaCapra define como acting out.

Siguiendo esta línea metodológica, a lo largo de estos días se han realizado varias actividades orientadas a cumplir este objetivo al interior de los planteles académicos, entendiendo que el recuerdo de Carlos, Sergio y Misael siempre estará entre nosotros. Sobresalen ceremonias religiosas organizadas para fortalecimiento espiritual o conversaciones con instructores y profesores, orientadas a compartir este pesar y sacar conclusiones en conjunto que faciliten la catarsis.

Este hecho también afectó a los niños y niñas de nuestro país, quienes espontáneamente invirtieron el sentido del concurso organizado por el Museo Histórico en el marco de este aniversario. Así, Maite Díaz Quintana, alumna de 3° básico del colegio Manso de Velasco de Cauquenes, nos entregó una gran idea para sobrellevar este dolor: dibujar. Cabe destacar que su trabajo la hizo merecedora del primer lugar de esta iniciativa plástica.

Siguiendo la metodología de LaCapra y la idea de esta pequeña, los insto a dibujar, escribir, leer, rezar, conversar abiertamente con personas de confianza, ya sea en los planteles o en familia, señalando los elementos detonantes que genera esta herida en ustedes, para que este proceso no se transforme en melancolía, estado que Sigmond Freud explica en Duelo y melancolía como “una desazón profundamente dolida, una cancelación de interés por el mundo exterior…” (242).

Apoyémonos en nuestros valores y trabajemos recordando el ejemplo que dejaron quienes partieron y el que aportan aquellos que diariamente arriesgan su seguridad para proteger a la comunidad, colocando lo mejor de nosotros en cada uno de los procesos formativos, para luego enfrentar con profesionalismo cada patrullaje, intervención o acto de servicio, manteniendo así vigente la imagen que desde hace 97 años nos distingue, como una Institución cercana y comprometida con todos la ciudadanía.

 

Maite Díaz Q. Primer lugar concurso de Artes Plásticas «Feliz Cumpleaños Carabineros»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *